domingo, 20 de enero de 2013

INAGURACIÓN DEL IV CENTENARIO DE LA MUERTE DE SANTA TERESA DE JESÚS EN ALBA DE TORMES.




Dando continuidad al relato de los acontecimientos acaecidos en la celebración del IV centenario de la muerte de Santa Teresa y en la que, como prologo de la conmemoración de este, hicimos especial mención a la marcha teresiana entre los muchos actos que se realizaron, nos vamos a centrar en el comienzo del año del centenario.

La cita con nuestra patrona iba a comenzar en la inacabada basílica. Con anterioridad, en la  plaza Mayor de la villa se realizó la recepción de autoridades civiles, militares y religiosas para posteriormente acudir a la iglesia de la Anunciación o de las  M. M. Carmelitas. En la villa Teresiana no se recordaba haber visto tantas autoridades, purpurados y mucetas juntos, entre las personalidades que acudieron al acto haré especial mención al Exmo. Señor cardenal, D. Anastasio Alberto Ballestrero; el cardenal de Madrid, Vicente Enrique y Tarancón; el obispo de Salamanca, D. Mauro Rubio Repulles; los Duques de Alba Cayetana Fitz-James Stuart y su marido Jesús Aguirre o el ministro de justicia Pio Cabanillas. Además de estos, también se dieron cita en la villa teresiana representantes de Castilla y León, de la Excma. Diputación de Salamanca y del Excmo. Ayuntamiento de la capital charra.

El comienzo de la gran fiesta teresiana estuvo presidido por el Excmo. Señor cardenal Dº Anastasio Alberto Ballestrero que, en el interior de la iglesia de la Anunciación y al pie del sepulcro de la Santa dio paso a la lectura del breve de su Santidad el Papa, Juan Pablo II, con lo que quedaba inaugurada la celebración del IV centenario de la muerte de la Santa.

Finalizado el acto en el interior de la Iglesia, nos dirigimos en procesión desde la plaza de las M.M. Carmelitas hacia la inacabada basílica donde se ofició la Santa Misa.

Espero que este breve comentario y las fotografías haga rememorar estos acontecimientos a las personas que tuvimos la oportunidad de vivirlo.